SÍ A LAS AMIGAS. SIEMPRE Y A TODO.

Mucho se habla de que las mujeres viajamos ahora mucho más solas o en tours programados con grupos de desconocidas. Y que, tras la experiencia, serán amigas para siempre y de las buenas.
Viajar siempre mola mucho (es realmente mi único vicio), y bienvenido sea hacerlo sola, en pareja, con desconocidas, o con el IMSERSO (¡Ay Dios mío, que ya me queda menos!).

 personas mayores cruceros se mueven GIF

Pero poco se dice de lo físicamente imposible que es cuadrar la agenda con tu «vecinaamigadetoalavida», para echar ese rato de charla y risas, descongestionante y completamente necesario para la vida de cualquier Chica Cocodrilo.
Si es que lo que yo quiero es «arrenjuntarme«, al menos una vez al año, con mis Fabulosas preferidas en cualquier punto de la geografía europea o de mi calle.
Pero no. MISIÓN IMPOSIBLE.
Un cónclave en el Vaticano o una reunión del G20, son minucias comparadas con la organización, protocolo y estrategia, que tenemos que montar nosotras para darnos una vueltecica por Londres, París, Roma, Madrid o por Miravete de la Sierra provincia de Teruel.
Y es que a veces no podemos ponernos de acuerdo ni para tomar una caña en el bar de abajo. No quiero decir nada para cuadrar vuelos desde más de tres ciudades de España, y que podamos encontrarnos en cualquier aeropuerto de Europa con una diferencia de menos de cinco horas.
Lo que yo te diga… los asesores de los presidentes del mundo lo tienen más fácil que nosotras.
Y me pregunto a mi misma conmigo misma…Y las amiguisparasiempre que se hacen en esos inolvidables viajes con desconocidas ¿Volverán a verse o por el hecho ya de ser amigas nunca volverán a viajar juntas?
Así son los grandes misterios de la «adultez» de una Chica Cocodrilo cualquiera, con cualquiera de sus infinitos grupos de amigas, ya vivan en la puerta de enfrente o en la otra punta del país.
¿Se puede saber qué hemos hecho con aquellas chiquillas que éramos? Esas que salían a las cinco de la tarde, bocadillo de chorizo en mano, e iban recogiendo amigas de casa en casa por todo el edificio, y una vez en la calle… ¡Halaaaa! a machacar los porterillos automáticos para que bajaran otras tantas. Y sino, a grito pelado desde la acera hasta el séptimo…
¡¡¡Mariiiiii!!! ¡Bájate que nos hace falta una para jugar a la goma (elástico para las de Despeñaperros para arriba).
Y ¡Oye tú! Que aquello funcionaba de verdad.
De momento, sin grupo de whatsapp creado para la ocasión, evento de Facebook con enlaces de ubicación incluidos, y sin planeamiento logístico ninguno, nos juntábamos en la calle en menos diez.
No había que hacer grandes aspavientos al verse, comprarse un modelazo ni despedirse con mil excusas. Bajabas, localizabas las coletas, preguntabas ¿A mí cuando me toca? y a disfrutar. Simple.
Que sí. Que ya no somos niñas. Que tenemos mil obligaciones. Que los niños, que el trabajo, que la casa, que el «maridomaromo» que también curra y no se puede quedar con los nenes, que no tengo ni marido ni maromo ni niños ni perrito que me ladre, pero que tampoco puedo porque voy a aprovechar el buen tiempo para pintar el piso, que no sabes como tengo las paredes de roña inifinita…..
¡Uffff! ¡Qué jarturita más grande!

little women la crying GIF by Lifetime
¿Por qué? ¿Eh? ¿Por qué a nosotras nos cuesta tantísimo regalarnos lo que nos gusta, nos apetece, o simplemente lo que nos sale del… ALMA?
Porque yo por más que lo miro y lo remiro (no digo que lo reflexiono porque no hay chicha para tanto), no veo que ELLOS tengan ninguno de estos complejísimos problemas dignos de un tratado de geopolítica internacional.
—¡Ehhh! Que el sábado partidazo en la cumbre en Madrid, Barcelona o en Pernambuco ¿Hace?
—¡Pues claro que hace! Vamos en mi coche y ya cuando lleguemos miramos a ver donde dormir, si eso…
Y eso es todo el cuadramiento triangular que necesitan dos o más maromos para organizar unas cañas o un viaje al Amazonas. Ellos no necesitan «¡NA-DA!»
Y esto es así, porque nosotras nos lo echamos todo, todito a nuestras espalditas… y ¡Ayyyy Fabulosasmías! ¿Cuándo vamos a dejar de querer ser super women y elegirnos a nosotras mismas de una vez?
Chavalitas, ¿Qué os parece si nos planteamos un #challengeviajarconamiguis de esos que tanto gustan a las influencers divinas de la muerte? Aunque nosotras que somos Divinas pero de andar por casa, podemos llamarle #reto o como os de la real gana.
Algo así como ¡Niñas! Este verano sí o sí junticas donde haga falta.
Yo acabo de echarles este órdago a mis DOS FABULOSAS y a mis TRES GUASIS (ellas saben quiénes son) y estoy segura de que me lo van a recoger sin tener que agacharse siquiera.
¡Chicas Cocodrilo! No nos demos unas a otras la opción de no disfrutar juntas todo lo que podamos y más, y vamos a contarlo y compartirlo, aquí o dónde queráis. Que no quede ninguna sin darse este gustazo.

6 respuestas a “SÍ A LAS AMIGAS. SIEMPRE Y A TODO.”

  1. Cuenta conmigo!!!

    1. Lo sé!!! Muuuua

  2. Cuanta razón tienes!
    Fabulosa besos desde Mallorca

    1. Aprovechemos todo lo bueno, que lo malito viene solo.
      Besos mil!!

  3. ¿ por qué hacemos algo tan fácil tan difícil?. Totalmente de acuerdo contigo. Hagámoslo todas. Ese gustazo, con amigas, cuando sea, dónde sea… Hay q disfrutar, sí o sí.

    1. A su disposición. Fabusmía!!!

Responder a MamenGil Cancelar la respuesta