ÓSCAR R. CAMPOS: EL «FABULOSO» CUPIDO DE LAS TECLAS

Ahí que andaba yo una tarde tonta del verano del 19, dando vueltas a La Movida en Instagram, cuando me crucé con esta imagen:

No recuerdo muy bien desde dónde y quién la trajo hasta mí, aunque supongo que llegó de la mano (quién dice mano, dice feed, story o lo que el jodío algoritmo de Instagram tuviera a bien destacar en aquellos tiempos en los que la «nueva normalidad» ni siquiera se barruntaba) de alguna de las muchas fabulosas chicas cocodrilo.

Y yo que me dije:
—¡Tate, Mamen! ¡Qué aquí hay sustancia!
Y vosotros diréis:
—¡Angelito! Descubrir a Forges a los cuaimuchos ¡Pobreticamía!

Y en este punto, es cuando se hace preciso aclarar, que el intrínculis de mi curiosidad ante semejante maravilla «Forgeriana», no se debió al descubrimiento tardío del MAESTRO —quién ya corría por toitas mis entretelas neuronales desde que puedo recordar—, sino a que el autor de tan genial posteo, no era una fabulosa, sino un CHICARRÓN de esos de barba de MEQUEDOMUERTA.

«Un tío VALIENTE», fue lo primero que pensé, pero después de colarme a bichear su feed como si de la SuperPop se tratara —es decir, sin que se me escapase una coma—, me di cuenta rapidito, rapidito, de que además de un tío valiente, era un HOMBRE INTELIGENTE.

Y yo que volví a decirme:
—Chavalita, a este muchacho tan apañao hay que invitarlo a La Movida pero ¡YA!
Dicho y hecho.
—¡Hola Óscar! Perdona que te entre así, de cualquier manera, pero mola mucho tu feed y también que te guste lo de darle a las teclas sin mesura, pero lo que me ha dejao loca perdía es que tus novelas* sean comedias románticas, de las de mucho reír y, aún más, de rajar tela de tíos con las amigas. Y solo por eso yo ya te considero un FABULOSÍSIMO CHICAZO COCODRILO y no sabes cuánto me gustaría que te dieras una vuelta por La Movida, aunque solo sea de vez en cuando.

*Helas aquí. Estáis tardando en lanzaros a por ellas. ¡NO OS DIGO MÁS!.

Y Óscar, que no puede ser más encantador y educado, aceptó mi chusquera invitación con la misma clase con la que eligió ese comentario de Forges y no otro… que hay que tenerla, y mucha.

Desde ese día, hemos alternado en la trastienda de Ig (bueno, más bien yo le braseo y él me responde siempre con paciencia infinita), pero la semana pasada, cuando le invité a darse una vuelta por GENTE GUAPA de la NUEVA TRASTIENDA, él aceptó al instante, y a mí aún no se me ha borrado la sonrisa de boba de la cara.

A valiente e inteligente, ahora tengo que sumarle GENEROSO. Óscar no ha venido a La Trastienda de La Movida con las manos vacías, al contrario. Además de con un par de birras (que hace tiempo que teníamos a pachas), él, que aunque sé que lo negará fehacientemente, es «EL FABULOSO CUPIDO DE LAS TECLAS» (espero que después de esto no me retires la palabra chateadora), ha querido regalarnos esta ¿Antioda? al Día de San Valentín.
¡Disfrutadla! No os dejará indiferentes.

Podría enumerar las razones por las que no entiendo esto de San Valentín (como no entiendo que uno de Tomelloso o de Alcobendas celebre San Patricio, que muy español tampoco era el bueno de Patri), pero prefiero sugerir ciertas ideas para aquellos/as que, como yo, se pasan esta bonita festividad por la banana y prefieren ocupar su tiempo en algo más productivo:

  1. LLORAR: Estás solo/a y nadie te quiere, así que llorar es el resultado lógico al saberte un mojón que nadie quiere tener cerca.
  2. SALIR DE FIESTA Y NO PENSAR EN EL MAÑANA: Si superas los 35 piénsatelo dos veces, no vaya a ser que, encima que nadie te quiere, te pasas el fin de semana en el hospital con tu madre al lado de la cama echándote la bronca por atontao.
  3. LEER: Elige con cuidado tu lectura, que como te pongas con un libro tierno y romanticón acabas hecho un ovillo en la cama. Para esta noche yo recomiendo autobiografías de asesinos en serie.
  4. HACERSE FUERTE EN EL SOFÁ CON LA MANTITA BUENA Y HELADO DE LITRO Y MEDIO: Si el añadido a la ecuación sofá+mantita+helado resulta ser una peli romántica, corremos el riesgo de perecer en el intento porque nos metemos en situación. Que las comedias románticas las carga el diablo.
  5. RECURRIR A TINDER: Sólo para casos de extrema necesidad, que lo mismo encontramos a nuestra media naranja y para el San Valentín del 2021 ya tenemos que currarnos una idea bonita.

Hasta aquí mis modestas sugerencias.
¿Cuál es vuestro plan?
Yo estoy entre la opción 2 (me arriesgo a sufrir un coma etílico, va) y la 4 (y me veo «Cantando bajo la lluvia» por enésima vez).
¡FELIZ SAN VALENTÍN, ENAMORAOS!

Abrir la puerta de GENTE GUAPA con uno de los Chicazos Cocodrilo de La Movida, ha sido un placer de esos de retorcerse del gustico. El listón ha quedado muy arriba, pero lo que se viene es igual de FABULOSO, ¡Ya os lo digo!

¡¡¡GRACIAS MIL, ÓSCAR!!!

8 respuestas a “ÓSCAR R. CAMPOS: EL «FABULOSO» CUPIDO DE LAS TECLAS”

  1. Me encanta. Óscar es un amor. Y tu blog es una pasada. Estaré cada domingo aquí. ♥️

    1. La Trastienda está abierta pá ti de lunes a domingo, tú ven cuando quieras. Gracias, Fabus!!

  2. vamos a llenar esta trastienda de amores!!!

    1. … y rapidito, rapidito. Besos mil, fabus.

  3. Me declaró fan de las Chicas Cocodrilo y acepto encantadísimo el título de Chicazo Cocodrilo. Gracias, Mamen, por tenerme en cuenta y permitirme participar en tu maravilloso blog.

    1. Estás en tu casa!! Gracias a ti por aguantar con tanta clase mis locuras varias.

  4. Me encanta!!! Una trastienda con mucha gente guapa!¡!

    1. Jefa, tienes palco de honor, ya lo sabes!!

Deja una respuesta