FLETE 1: «PRIMERO Y PÁ SIEMPRE». Que no para toda la vida.

Como toda Chica Cocodrilo e hija de vecina, a mis «cuaitantos», no me queda otra que hacer esas odiosas tareas que a mis 16, ya me prometí a mí misma que las iba a hacer Perry.

 

Dícese de cosas taaannnnn Emocionantes como poner lavadoras, pensar qué poner de comer mañana, vaciar el lavavajillas y, por supuesto, el mayor de los placeres que toda Fabulosa ansía disfrutar: IR AL MERCADONA TODAS LAS PA-JO-LE-RAS SEMANITAS DEL AÑO.

 

Pues sí, allí que me veo un sábado más (o menos, según lo Happy Flower que sea cada una), en el parking de mi Mercadona soñado, guardando la compra pero con la radio puesta a todo volumen. Que una marujea pero sin dejar de ser «lo más».

 

De repente, escucho su imperturbable voz nasal, se me encoge el corazón y una sonrisa de oreja a oreja se me dibuja en la boca.

 

 

Exactamente, Chavalitas. Ya no estoy allí. Ya no hay columnas grises y naranjas de las que se apartan cuando me ven echar marcha atrás. Ahora solo hay palmeras y una impresionante puesta de sol en esa primera playa de mi vida malagueña.

 

Y «ÉL».

 

Sí, así. Con su tilde estupenda, entrecomillado y en mayúsculas. Con su todo. Porque durante un puñado de días en algunos veranos, fue eso… TODO.

 

Pero aquellos veranos tuvieron sus larguísimos inviernos, a los que ya no siguieron más días en aquella playa. Demasiada distancia, poco empaque y menos recursos, dieron paso a otra mirada, otro acento más cercano y mucho amor del de «patoalavida».

 

El FLETE 1, es ese PRIMER AMOR que por muchas ferias que pasen, tú lo tendrás ahí, clavadito cual chincheta en tu planificador preferido. Y dará igual, las veces que te mudes de casa o de ciudad, seas la más feliz del mundo mundial o estés llorando por los rincones como la Zarzamora (¡Qué grande mi Lola!), que ya puedes extirparte una neurona o los millones de ellas que tengas (suertuda tú), que él estará incrustado a ti FOREVER de FOREVER.

 

Según la TEORÍA DE LOS FLETES*, podemos afirmar que el FLETE 1: «PRIMERO Y PÁ SIEMPRE» (Que no pá toa la vida), es el mejor posicionado en la Pirámide sobre el Beneficio de poner un Flete en tu vida, ya que cumple cuantitativa y cualitativamente todas las condiciones de su hipótesis principal y de sus variables directa e indirecta.

 

Es decir: Dura poco, sin compromiso alguno ya que le pierdes de vista, y el beneficio te dura «pá siempre».

 

Aunque igualmente podríamos decir, que esta categoría de FLETE es una paradoja en sí misma. Ese «pá siempre» que tanto mola, corre el riesgo de ser idealizado, por lo que si una tardecita tonta, dándole vueltas al Face o al Insta, te lo encuentras así, como la que no quiere la cosa (jejeje)…

 

¡¡¡¡ESTATE QUIETECITA, POR TU MAREEEE!!!! Que a los FLETES 1 los carga el diablo, y nos hace mandárselos vía pantallazo a todas nuestras amiguis, con la excusita de mira a quién me he encontrado POR CA-SUA-LI-DAD 25 años después. Incluso, aunque a tu amiga la hayas conocido hace quince días y no tenga ni flores de quién le estás hablando.

 

Ahí es cuando estás perdiita del tó. Porque no te vayas tú a pensar ni por un momento, que tu amiga del alma recién aterrizada en tu vida, se va a dar un puntito en la boca haciéndose la discreta y va a obviar que ahí hay tema, temita, tema (¿Ves? la Lola, que era muy sabia).

 

lola GIF

 

De soslayo, soslayadamente, ella pondrá a funcionar ese sofisticado mecanismo de tortura con el que te arrancará hasta el último detalle de ese amor adolescente, que tú llevas guardando en el más absoluto de los secretos los últimos 25 años, vaya a ser que alguien se de cuenta de que te diste dos piquitos y un restregoncete tonto, y te lleven al paredón.

 

¿¿¿Y AHORA ME CUENTAS SEMEJANTE MOVIDÓN, ¡¡¡AMPARO!!!???

 

No tienes escapatoria. Es tu fin. Ahí se lo cascas todo sin mesura y sin conocimiento, porque total, quince días es toda una vida entre amigas fabulosas.

 

Lo cuentas con la boca pequeña, pero desechita por dentro de lo guapérrimo que lo ves en su foto de perfil (de las que también se encarga el diablo, ya te lo digo). Os reís un buen rato, aunque tú estés por dentro que te revienta la patata, y el colmo son los enésimos días que te pasas remirando sus fotos, que tienen al menos cuatro años, porque él no es muy de redes y pasa de actualizar nada.

 

Y de repente se hace la luz. El FLETE 1 se va a echar una pachanguita con el equipo de los casados y se afota con todos ellos, las mujeres, los niños y hasta la suegra que llevaba la fiambrera con croquetas.

 

¡¡¡Ayyyyyyy de lo que me he librao!!!

 

classic film applause GIF

 

Sí, sí… que llevaba cuatro años sin actualizar los perfiles, pero resulta que las fotos eran ¡de hace quince!

Te levantas del sofá, tiras el móvil sin mirar muy bien a dónde cae, te vas a por tu santo esposo y le cascas un morreo de esos que quitan «tol sentío».

 

Y ahí se acabaron todas las tonterías.

 

Chicas Cocodrilo, EROS nos transporta a esa EMOCIÓN PARA SIEMPRE y nos encanta. ¡Disfrutémosla hasta «jartarnos»! Pero Fabulosasmías, la Felicidad es aquí y ahora… QUE LOS FLETES, FLETES SON.

 

 

*Teoría de los FLETES HUMANOS: El Flete es un espécimen que se disfruta, normalmente, a corto plazo. Que sobre él, solo permanece el derecho a uso y disfrute que el ALQUILER te proporciona, sin el compromiso y la responsabilidad que otorga una propiedad VITALICIA. Y como conditio sine qua non, para mantener su status de Flete, SIEMPRE, SIEMPRE SIEMPRE, su beneficio debe ser mayor que el coste de alquilarlo.

4 respuestas a “FLETE 1: «PRIMERO Y PÁ SIEMPRE». Que no para toda la vida.”

  1. Has conseguido q me acuerde de esos Fletes importantes que pasan por tu vida. Qué recuerdos. Sonrisa de oreja a oreja. Y también, respirar, por haberme librado de alguno, jejjejeje

    1. Lo que mola es haberlo vivido y ahora echarse unas risas recordándolos. Sobre todo a los que da tanto alivio que estén en su casica y tú en la tuya jejeje

  2. Ay! Ese primer amor!! Yo no me enamoré del primer flete ni del segundo, creo que fuė el tercero, eso si, tanto, que casi le firmo el alquiler con opción a compra

    1. ¡Bravoooo! Supiste reaccionar a tiempo jejeje

Deja una respuesta